MESA VI: Drusas de nervio óptico y glaucoma. ¿Por qué progresa el campo visual?

MESA VI: Drusas de nervio óptico y glaucoma. ¿Por qué progresa el campo visual?

La ponencia comentará las diferencias y similitudes entre las drusas del nervio óptico y el glaucoma, apoyándonos en casos clínicos propios y haciendo una revisión bibliográfica de los artículos sobre el tema, para intentar dar una explicación lógica al hecho de que en algunos casos (no en todos) encontremos una progresión en los defectos campimétricos.

Las drusas de nervio óptico (DNO) son depósitos hialinos observados en el 1-2% de la población. El estudio anatómico y perimétrico de esta entidad, precisa de largos periodos de seguimiento, por su condición crónica y evolutiva. Estas características las comparte con la neuropatía óptica glaucomatosa, de la cual se debe hacer diagnóstico diferencial por la similitud en los defectos perimétricos que las DNO originan. La fisiopatología de las DNO y los citados defectos campimétricos no ha sido completamente definida, aunque se sugiere que la patología primaria sea una displasia hereditaria del nervio óptico asociada a cierto compromiso de su suministro vascular. De este modo, el deterioro dramático del campo visual de estos pacientes pueda achacarse a un evento vascular agudo, mientras que si la discrasia vascular no se desarrolla, la progresión campimétrica sea más lenta. Por otro lado, las DNO se hacen más visibles y superficiales con el tiempo, observándose mayor progresión del campo visual en aquellos pacientes con DNO visibles, en comparación con las DNO enterradas. Por último, se ha demostrado el efecto deletéreo de la presión intraocular elevada en estos ojos, confirmando que la hipertensión ocular incrementa la probabilidad de empeoramiento del campo visual en sujetos con DNO, de lo que se desprende el beneficio de la terapia hipotensora ocular en estos casos.